Cebolleta morada
Las cebolletas ofrecen un sabor y aroma muy similar al de la cebolla y según la variedad pueden ser blancas, amarillas o moradas. Además de en caldos y sopas, son excelentes para hacer sofritos, salsas y para aromatizar carnes y pescados. Al ser más suaves, dulces y menos picantes que otras variedades son ideales para ensaladas. La cebolleta morada además de ser dulce y rica aporta una gran vistosidad a los platos haciéndolos más atractivos.

No se sabe mucho sobre su origen pero hay algunas teorías que lo sitúan en Persia, India y Egipto. La cebolleta ofrece gran parte de las propiedades de la cebolla, un escaso aporte calórico y un alto contenido en fibra, vitaminas y minerales la convierten en un excelente regulador del organismo. Contiene una gran cantidad de antioxidantes (flavonoides) y compuestos ricos en azufre. Podemos también decir de ella que actúa como un antibiótico natural.